¿Cómo escoger unas sábanas?

 Es bueno saber cuál tipo de sábanas nos duran más, cuáles son más suaves, cuáles se arrugan menos, cuáles son las más frescas, etc. Es importante encontrar aquello que necesitamos.

Una de las caraterísticas de las sábanas en la que tenemos que poner atención si queremos sábanas de alta calidad es en la cuenta del hilo. Esto significa el número de hilos por pulgada al cuadrado de tela. Se puede decir que una sábana de buena calidad puede tener desde 300 a 400 hilos. En realidad ya más de 400 hilos ya casi no se percibe diferencia.

También el tipo de algodón  determina mucho la calidad de las sábanas. Hay diferentes tipos de algodón que se clasifican por su tamaño en el largo de cada fibra. Entre más largo sea, mayor será su lujo y su durabilidad.

A continuación te presentamos algunos tipos de fibras textiles con sus características.

Algodón egipcio. Viene del Río Nilo, donde su cosecha se da fácilmente por las condiciones del lugar. Es de la de más alta calidad, por su absorbencia y por que es muy “respirable”.

Algodón PIMA. Grown del Oeste de EUA y de América del Sur. Es de alta calidad y también de larga fibra.

Algodón SUPIMA. Sus siglas son abreviatura de “PIMA Superior” y viene exclusivamente de granjeros certificados también de EUA.

El algodón trae mejores resultados que el poliéster. Ya que es más suave, más fresco, y absorbe más la humedad. La combinación de poliester con algodón puede tener un precio más accesible además de que se arruga menos*.

 *Si te decides por una 100% algodón puedes solucionar las arrugas, metiéndola a la secadora y ya sea doblarlas o tenderlas inmediatamente para evitar que se arruge.

El algodón orgánico. Es aquél que ha sido sembrado sin herbicidas, pesticidas, fertilizantes, etc. Puede ser más caro.

Las telas sintéticas como el poliéster es muy común en las sábanas. Este material no es natural, es hecho por el hombre. No se arrugan mucho pero no es suave, ni durables y son más calientes que el algodón. 

Fibras combinadas. Lo más común es algodón con poliéster. Lo natural y sintético se combinan para hacerse más prácticas al cuidado. Este tipo de sábanas son más calientes que las de algodón, ya que son menos “respirables”.

El color blanco ayuda mucho a eliminar los ácaros ya que permite lavarlas con agua caliente y ponerlas al sol sin que cambie su color. A los colores claros como pasteles o beige se les notan fácilmente algunas manchas claras o de sol y los colores obscuros no pueden lavarse con agua caliente ni tenderse al sol porque pierden rápidamente su color, dando una apariencia de lavado o usado.

Si quieres utlizar blancas pero  necesitas dar un contraste de color, puedes poner como decoración: cojines, fundas de almohadas de diferente color, sobrecamas, cobijas delgadas de decoración, etc.

El tejido y las técnicas de manufactura también son características importantes para la suavidad de las sábanas.

Para hacer una compra inteligente, identifica la cantidad de hilos y el tipo de tela, así elegirás lo que necesites.

Staff TipsMiCasa

Síguenos en twitter: @tipsmicasa y en Facebook http://www.facebook.com/tipsmicasa